Si presentas una lesión de caries sin que haya formado una cavidad, es posible detenerla y es más, se puede revertir el proceso de la caries. Si los factores de protección superan los factores patológicos se produce la remineralización de la lesión, que consiste en la reparación natural de la caries dental.

Los factores de protección más importantes son los siguientes:

La saliva actúa como un factor protector natural neutralizando el ácido.
Alimentación alcalina y ecológica da lugar al equilibrio ácido-base.
El flúor refuerza el diente, haciendo que sea menos probable la desmineralización del diente. No olvidemos los efectos secundarios del flúor en altas dosis.

Es habitual que la mayoría de las lesiones que afectan a la dentina sean tratadas a través de reconstrucciones o empastes. Creo que muchas de estas caries podrían recibir un tratamiento no invasivo y remineralizador, menos intervencionista y aplicando los conceptos más modernos de odontología preventiva.
Para aportar estímulos para la remineralización dental podemos aplicar la Terapia Neural, de manera que aportamos información para que se refuercen los factores naturales de protección frente a los factores patológicos. La caries inicial de la superficie puede frenar su evolución e incluso recuperarse antes de que se forme una cavidad en el diente. Entonces existe un equilibrado entre el daño y la reparación tanto a nivel de esmalte como cuando afecta a la superficie externa de la dentina.
Para ello es imprescindible un buen diagnóstico precoz de la caries. Recuerda que se recomienda revisar la boca cada 6 meses.